lunes, 17 de julio de 2017

Que sea un poema de amor

Resultado de imagen de uncion de betania


Nota. La unción de Betania es un pasaje del Evangelio en que Jesús es ungido con perfume por una mujer inspirada por el Espíritu Santo. Tal unción que los judíos hacían con sus difuntos y que Cristo define como “una buena obra” presagia su pasión y muerte.

¡Que no sea como en Betania!
Vierte sobre mí el perfume de tu piel,
será una buena obra
pero que no parezca la unción de un cadáver,
sino la promesa del sol
de volver a posarse en el cabezal de la cama
                                                                                  cada mañana.

¡Que no sea como en Betania!
Un día será mi carne del viento
y mis huesos alimentarán
trigales con sus tuétanos bajo la tierra escarlata.
Pero regálame antes el sonido
del reloj de arena y el remolino del candor
                                                                       cada mañana.

¡Qué no sea como en Betania!
Ama los requiebros del fuego entre mis manos
y la noche será fugaz.
Borrascosa el alba maldecirá las constelaciones
las alumbrará en dolor hacia el silencio.
Y yo sólo seré penumbra del perfume de tu piel
                                                                                  cada mañana.

¡Por favor! ¡Te lo suplico! ¡Sobre todo que no sea como en Betania!
Porque si estas sábanas olieran a ataúd, todo mi cuerpo
sería tumba y zanja.
Caníbal el deseo, como una caja de música entona en plomo
la angustia y la lujuria
(llevan disfraz de navaja). Tu protección necesito cerca
                                                                                              cada mañana.

5 de Julio de 2017

Eduard Ariza

domingo, 16 de julio de 2017

De Nuevo otra vez

Resultado de imagen de sábanas revueltas
Para MJ

Inflamadas las sábanas
exhalan tus gemidos
                                   y desvisten tu desnudez.
Y esa lágrima que por vergüenza
escondiste tras tu pupila ¿No te preguntas?

cuándo se desvaneció?
La esclavitud de la fealdad impostada
por palabras
                        y silencios indiferentes
erosionará de olvido cuando

del deseo que te humedece
fidelices tu identidad.
                                    En sus palmos de caricias
las estancias del orgasmo
harán eco de autoestima. Antes de besarle

besa tus propios labios.
Cimbrea las sábanas.
                                   Sea tu cuerpo
laberinto (con todas las rutas acertadas).
Pues sólo en ti, el deseo mora en la fantasía.

De repente: sinfonía estridente y caduca
Son los whatsapps de tu ex.
                                               No oigas su timbre.
El torbellino de blancura
suplica que bucees de nuevo en él.


15 de Julio de 2017

Eduard Ariza

miércoles, 28 de junio de 2017

Amistad


Para Eli

Cimbrea cada vez más frágil el relato de la memoria.
Efímera su perdurabilidad
emborrona de neblina nuestros recuerdos.

Pero aún queda tu cariño para mi alma de un niño roto
como una  nana compuesta
por un remolino dulce de nenúfares y plumas.

Hoy escrito con fuego el reloj nos impone el abismo
de rémoras de cotidianidad.
No obstante en cada reencuentro la continuidad se esperanza.

Si mi sangre otra vez se desnuda del disfraz de mercurio
ojalá estés cerca y así me proteja
la volátil firmeza del susurro de tu espíritu.

26 de Junio de 2017

Eduard Ariza

miércoles, 21 de junio de 2017

¿Mis alas? Las tuyas

Resultado de imaxes para cometas mariposa rosa
Para S. L.

Mis versos como plumas
quiero sembrarlos por tu piel.
Mesar tus recuerdos astillados de dolor
como si mis manos
se escribiesen en agua y alcohol.

Siempre me mientes
                                   ¿lo sabes?
Yo no te di las alas.
Siempre fue tu cuerpo una cometa.
Montar el aire, domarlo
es tu habilidad más natural.

Y si te vieras en mis ojos
entonces sabrías que de la negrura de la noche
podrías tejer sus estrellas.
Hay un pájaro en mi escritorio.
Es de papel. Sólo canta
                                     si estás tú.

19 de junio de 2017

Eduard Ariza

lunes, 22 de mayo de 2017

Pasos

 Resultado de imagen de calle triste

Solitud de los vértices de la calle.
Sinfonía cansada de madrugar, sabes a alambre de espino.
La ciénaga de hormigón colapsada...

Dos puertas, un corredor, una anotación en la agenda
-¿no te diste cuenta?
                                   ¿De que la escribieron por ti?
Claro que tú no hubieses anotado ni un garabato-.

Silencioso el blanco de tu tiempo consumiría caníbal
el tiempo de tu vida.
                                   La nada como una orgía
demasiado efervescente para ser bebida.

Demasiado excitante, suicida de trascendencias
y aún y así eres incapaz de borrar
las lámparas encendidas
                                        por las lágrimas de papel.

16 de Abril de 2017

Eduard Ariza

lunes, 8 de mayo de 2017

Marihuana

Resultado de imagen de marihuana

Aros de humo, pasatiempo de placer...
En las espinas de la alucinación
                                                     tras el velo: la placidez.
La media noche acechó desnuda
como una arpía con alas de ceniza.

Sólo un poco más de ceguera
y el pensamiento se sentirá en la carne.
La marca del olor
en su cicatriz de dulzura
                                          traspasa las horas.

Pero entonces el hambre se come al calor.
En el preludio del retorno a la realidad,
aros de humo, pasatiempo de placer
esquinas ladeadas en esferas...
                                                  ¿Por qué todo vuelve a su lugar?

16 de Abril de 2017

Eduard Ariza

domingo, 23 de abril de 2017

Las Tres de la Mañana

Imaxe relacionada

Para S&L

El olor del arco iris en los espejismos de la noche.
"¿Te has despertado?"
                                               Entre azafrán dulce como arena molida
se desgaja el miedo sudado en mi piel
                                                                       (Era una pesadilla).
La inseguridad, mortecina, se apaga. Es el comienzo.

Chapoteo de las sábanas asfixiadas de deseo.
Laberintos en línea recta
                                               a punto de comenzar.
Entre los pasos escondidos de tus pies tumbados
he encendido tres nenúfares de papel

para que no añoremos el firmamento.
Agónico de somnolencia
                                               ya no sobreviviré inconsciente.
Peso de caricias mal ponderado. No acaba,
sólo se alza, pervive y comienza.

Aunque apurado funambulista de lo incierto
hoy me he puesto una red.
                                               Pues si el reloj
manase agua y no tiempo no me inquietaría ahogarme.
Mas la distancia volverá a medirse (en un rato).

4 de enero de 2016

Eduard Ariza